Marco Van Basten

Mayores goleadores históricos: Marco Van Basten

MARCO VAN BASTEN

Si hay una palabra que defina a Marco Van Basten, esa es goleador. Nacido en Paises Bajos, será recordado siempre por ser uno de los mayores goleadores de la historia del fútbol. Se trataba de un delantero centro como pocos. De gran envergadura, técnico, hábil con el balón en los pies y no exento de velocidad. Realizó su debut en 1982 y una grave lesión adelantó su retirada en el año 1995. A continuación repasaremos algunos de los episodios más exitosos de su carrera.

AJAX Y MILAN

Su carrera a nivel de clubes se resume en estos dos nombres. Ésta se inició bien temprano, ya que con 17 años debutaba con el Ajax. El mismo día marcaría su primer gol. A partir de éste momento su protagonismo en el equipo fue aumentando de la misma manera que lo hacían sus registros goleadores. También los títulos. Ganó 3 ligas y 3 copas en seis años, anotando más de 150 goles, lo que le colocaría como uno de los mayores goleadores europeos.

En 1987, con 23 años, fué traspasado al Milán por 2 millones y medio de dolares. Los inicios fueron más difíciles de lo que el joven delantero hubiera deseado, debido a una lesión de clavícula que le apartó algunos meses del terreno de juego. A partir de su reaparición, los goles fueron cada vez más recientes. En los 6 años que jugó, marcó un total de 125. Además, ganó 3 Ligas, 2 Copas de Italia, 2 Copas de Europa, 2 Supercopas de Europa y 2 Copas Intercontinentales.

En lo que a títulos individuales se refiere, también tuvo un increíble palmarés. 1 Fifa World Player, 3 Balones de Oro y una Bota de Oro. Dos veces máximo goleador de la Liga Italiana y 4 de la Holandesa. Además obtuvo otros premios como máximo goleador de la Copa de Europa, Mejor Jugador Joven y Máximo Goleador Mundial en el año 1986.

INTERNACIONAL

A nivel de selección nacional, realizó su debut en 1983. Tras no conseguir la clasificación para la Eurocopa del 84 y el Mundial del 86, Van Basten fue uno de los líderes holandeses para la conquista de la Eurocopa de 1988 frente a la Unión Soviética. En 1990 y 1992 participó en el Mundial y en la Eurocopa respectivamente. La primera cayeron eliminados por Alemania, mienstras que en la segunda, Dinamarca los echó en semifinales.

En cuanto a títulos, también tuvo reconocimiento. Fue Bota de Oro de la Eurocopa de 1988. Además, esa misma edición fué elegido mejor jugador. En 1988 y 1992, estuvo presente en el once de ambas Eurocopas por su buen desempeño.